Autor: Casa Real de España

El nacionalismo no es capaz de aguantar la mirada al Rey

No es solo mala educación, intolerancia y falta de responsabilidad que los políticos nacionalistas no acudan a los actos de la Corona, la Jefatura del Estado del Reino de España, sino una razón más simple que, eso sí, les retrata como lo que son, unos miserables cobardes. El problema del nacionalismo catalán, es que no es capaz de aguantar la mirada de un Rey que les planta clara, que les dice las cosas tal y como son, que defiende la convivencia, la paz, la democracia y la legalidad. Felipe VI no se achanta, no da vueltas a sus palabras y dice las cosas tal y como son, y está claro, que al secesionismo que alienta la violencia, el odio, que se salta la legalidad, la democracia y que ha dividido y violentado a sus cachorros que carga contra ciudadanos anónimos, les incomoda. Durante muchos años, han estado acostumbrados a que les pasen la mano por el lomo, perdonando sus “pequeñas travesuras” y disculpando sus actos para no “molestar”, y aun hoy, siguen sin querer entrar …

5 de noviembre, en la Monarquía Española

1529: En Valladolid se reúne una junta que decide la creación de la demarcación administrativa de Nueva España. 1553: En el Virreinato de Nueva España, el virrey Luis de Velasco inaugura los cursos de la Escuela de Leyes, fundada en esta fecha y dependiente de la Universidad Nacional Autónoma de México. 1712: Felipe V firma un acta de renuncia a la corona de Francia para él y sus descendientes. 1807: El Rey Carlos IV perdona la traición de su hijo Fernando VII, implicado en la Conspiración de El Escorial. 1810: En la provincia de Cádiz, las tropas invasoras francesas inician el asedio a la Isla de León. 1910: En el Ayuntamiento de Madrid, se deposita la última bandera española que ondeó en La Habana (cuando Cuba era española). 1934: en España se impone de nuevo la censura previa en la prensa.

El Rey Felipe VI y la Princesa Leonor frente a los Totalitarios

Frente a los violentos, intolerantes, fascistas y antidemocratas, alentados desde las instituciones de la Generalidad de Cataluña, que ha perdido todo rasgo de dignidad y responsabilidad, y una clamorosa inacción del Gobierno en Funciones, La Corona, representada en esta ocasión junto con el Rey Felipe VI, por la Princesa de Asturias, Gerona y Viana, se han puesto frente al secesionismo catalán, que nuevamente ha dejado muestras de su totalitarismo y violencia, insultando y golpeando a los ciudadanos invitados a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Gerona. El Rey en su discurso, quiso poner de relieve los valores de convivencia y a la “Cataluña orgullosa de sus signos de identidad, plural e integradora, constructiva y solidaria con el progreso general” que hoy representan los constitucionalistas, frente a quienes pretenden acabar con la convivencia e implantar un régimen de odio, discriminación y eliminación total de la divergencia política y la paz. “No puede tener cabida ni la violencia, ni la intolerancia ni el menosprecio a los derechos y las libertades de los otros”, ha …