Noticias
Comments 2

La legitimidad de Felipe VI es la Constitución, la de la ultra izquierda la violencia comunista.

La Ultra izquierda española, liderada por el comunista Pablo Iglesias, ha iniciado una campaña que pretende esconder las verdaderas cloacas que existen en España, que son las del partido comunista, su totalitarismo y machismo militante que pretenden conducir a la nación española a un régimen fascista, donde no exista libertad individual, de expresión ni democracia.

La legitimidad del Rey Felipe VI descansan sobre los pilares de nuestra constitución, primera carta magna redactada por todos los partidos políticos, y la única avalada en referéndum por todos los españoles. Y no solo la Constitución legitima al Rey Felipe VI, sino la trayectoria, tanto de su padre el Rey Juan Carlos I, artífice de la transición y la democracia que ha dado a España los mejores 40 años de la historia de nuestra Nación, y la de su abuelo Don Juan, el Conde de Barcelona, que supo mantener la llama de la Corona, como institución del pueblo y para el pueblo, y de todos y cada uno de los españoles, a pesar de los ataques que recibía del régimen de Franco y de la izquierda.

La Ultra izquierda en España no representa al pueblo español, y basa toda su ideología en el totalitarismo y los crímenes que a lo largo de nuestra historia han llevado a cabo tanto dentro de nuestra nación como en el mundo. Una ideología asesina que arruinó y sigue haciéndolo con muchos países, que ha cometido actos de lesa humanidad y ha eliminado sistemáticamente a millones de personas a lo largo del mundo entero.

El comunista Pablo Iglesias, solo pretende destruir el estado de bienestar, la democracia y la libertad que desde 1978 disfrutamos los españoles, y que nuestros abuelos y padres nos entregaron con su esfuerzo y sacrificio. Tanto Pablo Iglesias como todos aquellos que le secundan, no han trabajado en su vida, no saben que es madrugar y llevar un sueldo a su casa, no saben lo que es el esfuerzo y el sacrificio, jamás han tenido que trabajar y estudiar a la vez para sacar adelante sus vidas, y por supuesto, no saben lo que es pensar en España las 24 horas del día. Son todos hijos de una clase media alta, que jamás ha aceptado la democracia en España, que jamás ha aceptado la libertad individual de las personas, pero que han vivido y se han aprovechado de los parabienes de una constitución que es ejemplo vivo de la reconciliación de un país y del esfuerzo de millones de españoles, que sacaron adelante el Reino de España con ilusión, esperanza y miras hacia el futuro.

Pero no solo Pablo Iglesias es culpable de todo esto, sino que el seguidismo que hace el aun presidente de gobierno Pedro Sánchez, supone un riesgo para nuestra estabilidad y libertad, que estos días hemos podido ver en Europa, cuando han rechazando a un gobierno inestable e intransigente que no quiere dialogar con la oposición, en la persona de Nadia Calviño.

Aquellos que se arrogan la representatividad del pueblo, son los primeros que quieren acaudillarlo y señalarle el único camino que tienen que seguir, que es el que ellos marcan.

La Ultra izquierda de podemos, está señalando a jueces, políticos, periodistas, empresarios y a toda aquella persona que escenifique públicamente su rechazo a las políticas totalitarias y fascistas que representan. La Corona ha sido, y seguirá siendo, la única institución del Estado, junto con nuestras FFCC de Seguridad del Estado, que permanece siempre cercana al pueblo, que trabaja incansablemente en beneficio de todos los españoles y que ha estado en las buenas y en las malas circunstancias con todos.

Mientras el líder de la Ultra izquierda, el comunista Pablo Iglesias, sigue encerrado en su mansión y ordena que sea custodiada por una veintena de guardias civiles, a los que estaría encantado que apaleasen, los Reyes están recorriendo España entera con el objetivo de recalcar las virtudes de nuestra industria, poner el foco en nuestro país como destino seguro y acompañar aquellas personas que se han sentido abandonadas por un gobierno cobarde y negligente, que no quiso actuar cuando debía y lo hizo mal cuando lo intento.

Las visitas al hospital de IFEMA, las llamadas a todos los hospitales del Reino, las conversaciones con empresarios, sindicatos, asociaciones, médicos, ONGs, periodistas y todas aquellas personas que estaban involucradas en ayudar a superar la pandemia, han sido una constante de Felipe VI durante estos meses, mientras que el comunista Pablo Iglesias ha permanecido escondido en su mansión de Aravaca, y él aún presidente Pedro Sánchez en la Moncloa.

A lo largo de los años en los que la ultra izquierda de Podemos ha estado inestabilizando el Reino de España, su representación tanto en el Congreso de los Diputados como ayuntamientos y comunidades ha bajado de manera estrepitosa, e incluso han desaparecido de algunos, y como las hienas cuando están heridas, pretenden lanzar sus garras más envenenadas viendo como el pueblo les da la espalda.

Bien haría el líder de la ultra izquierda Podemita Pablo Iglesias, en preocuparse más por sus problemas judiciales, por su machismo retrógrado y por el totalitarismo que los propios militantes y antiguos compañeros de viaje de su partido denuncian día tras día. El ideario del líder comunista Pablo Iglesias, es la dictadura venezolana, la Criminal Cuba, la siniestra Argentina, donde aparecen muertos todos aquellos que van a declarar contra su querida Cristina Fernández de Kirchner. Quiere imponer esos regímenes totalitarios, donde solo su opinión y voto es válido, y donde los demócratas somos juzgados y condenados, sino desaparecidos en circunstancias extrañas.

Pablo Iglesias no es demócrata, es comunista, un viejo comunista que busca salvar los muebles de lo poco que va quedando de su partido, mantener su estatus de clase alta cobrando un sueldo público que sale del esfuerzo y sacrificio de los trabajadores españoles, y seguir viviendo sin pegar un palo al agua como hicieron los genocidas comunistas a los que él tanto admira.

Nos toca a todos los españoles defender nuestra democracia, Estado del bienestar, sanidad y educación pública, justicia, servicios sociales, en definitiva, nuestro futuro como una sociedad libre, de las manos sucias de esta gentuza que solo busca imponer su ideología totalitaria y fascista.

Todos debemos trabajar unidos y defender a la institución que nos une a todos los españoles demócratas de las diferentes ideologías, para que España vuelva a recuperar la senda de la estabilidad y la paz social.

2 Comments

  1. felalo says

    qué hay de esas noticias que dicen que Pedro Sánchez no ha dejado ir al Rey a Ceuta y Melilla?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .