Efemérides
Comments 3

Sofía de Grecia, Reina consorte de España

Pocas son las personas que realmente conocen a la Reina Sofia, no por la dificultad, sino porque siempre ha sido muy celosa de su intimidad, más cuando su llegada a España no fue fácil, pues la sociedad de la época y su prensa a veces agresiva, no aceptaban que una princesa no católica y, más aun, cuando corría el rumor que su padre el Rey Pablo de Grecia era masón, ocupara el trono al lado del Príncipe Juan Carlos cuando estuviera llamado a Reinar. Incluso esa posibilidad querían arrebatarles por ambos lados. Derecha e izquierda, no dudaban en lanzar dardos llenos de odio y rencor contra la joven Princesa. Pero el aplomo, su educación en el servicio, su amor a los demás y al deber cumplido, y sobre todo, una responsabilidad sobre quien era y en quien iba a convertirse, hicieron a la Reina Sofia, merecedora del cariño y respeto de todo un Reino, el Reino de España.

Reina SofiaDoña Sofia, nacía un 2 de noviembre de 1938 como princesa de Grecia y Dinamarca, en Psychico, donde los entonces príncipes Pablo y Federica de Grecia, tenían su residencia. La Grecia convulsa de aquel entonces, vivió con entusiasmo el nacimiento de la joven princesa, que recibió su nombre a petición popular. Sus padres, los príncipes herederos, querían poner a su primera hija Olga, pero tras las 20 salvas de cañón que fueron lanzadas para anunciar su nacimiento, la gente allí congregada comenzó a corear el nombre “Sofia”. Nuestra Reina, ya tenía designado su nombre.

Sofía Margarita Victoria Federica Schleswid-Holstein-Sonderburg-Glüksburg, apellido de familia que fue acortado por “Grecia”, tiene uno de los arboles genealógicos más extenso de la Realeza Europea. Hunde sus raíces en la orden de Caballeros Teutónicos, Zares de Rusia, Emperadores de Alemania, Reyes de Dinamarca o de Inglaterra, según el camino que se quiera tomar. La Reina Sofia entiende la Realeza como una responsabilidad infinita, un afán de servir a los demás y ser útil para la sociedad, algo que ha hecho a lo largo de su vida, y que hoy, como Reina Madre, sigue haciendo. No solo en los actos como Reina de España, no solo en la vida publica, sino privadamente, la Reina Sofia siempre esta con los que menos tienen, siempre apostando y apoyando a ONG´s y Fundaciones que, con su sola presencia y apoyo, consiguen más visibilidad, ayuda y promoción social.

Reina SofiaSu infancia estuvo marcada por el exilio. La segunda guerra mundial iba a marcar a toda su familia. La Alemania Nazi invadía Grecia y, junto con toda su familia, tuvieron que huir, primero a Egipto y después a Sudáfrica, para posteriormente acabar en Londres antes de su vuelta a Grecia. El 1 de septiembre de 1946, el Rey Jorge II, tío de la Reina Sofia, recuperaba el Trono  mediante el plebiscito que se llevó a cabo en Grecia. Un año más tarde, el 1 de abril de 1947, sus padres ascendían al Trono tras la muerte del Rey.

La infancia de la Sofia paso en el Palacio de Tatoi, verdadera piedra angular de la Dinastía Grecia que tanto avatares había sufrido desde la llegada de aquel Principe Danes al que le fue ofrecida la Corona de Grecia. Tatoi, era la residencia de la Familia Real de Grecia. Al estilo de la Zarzuela, se encontraba enclavado en un bosque a la afueras de Atenas. En el, la Reina Sofía pasó los años más felices de su vida y de allí partió a su destino en España.

Reina SofiaUno de los episodios que marcó su carácter fue el internado mixto Schule Schloss Salem, en Alemania, donde la Reina recibió una marcada educación, que según sus propias palabras, le hicieron llorar los primeros instantes por un sentimiento de abandono por parte de sus padres, pero que visto en el tiempo, la sirvieron para adquirir un sentido de lucha, esfuerzo y sacrificio.

Siguió en Atenas y Cambridge su educación de puericultura, bellas artes y arqueología, y trabajó de enfermera en la maternidad de Atenas, fundada por su madre la Reina Federica, que en los primeros años de su reinado dedicó, junto al Rey Pablo, a solventar las deficiencias que tenía Grecia, sumida en la pobreza y la destrucción tras la Guerra y por la cruenta guerra civil provocada por los Comunistas Griegos que no dudaban en asesinar y cometer atentados de todo tipo para imponer su dictadura roja.


Reina SofiaSu destino estaba escrito desde su nacimiento, y a pesar de la decepción amorosa que se llevó con el futuro Rey Harald de Noruega, la princesa Griega abrió su corazón a quién la llevaría al altar. El 8 de junio de 1961, en la localidad de York, asistía a la boda de los duques de Kent, donde el protocolo hizo de las suyas y la coloco junto al hijo de los Barcelona, como entonces eran conocidos Don Juan III y la Doña María de las Mercedes, padres de Don Juan Carlos.

El compromiso del entonces Principe de España no sentó nada bien en el régimen, que intentó por todos los medios boicotearla, mas cuando la elegida era una “hereje” por religión. El 14 de mayo de 1962, en Atenas, se llevaba a cabo una boda, que apunto estuvo de no celebrarse, porque se convirtió en un verdadero lío religioso. Doña Sofia era Ortodoxa, y su Patriarca se negaba a que la hija de un Rey Griego contrajera matrimonio con un católico porque debería renunciar a su religión. Los Católicos, desde Roma, tampoco lo ponían nada fácil porque se negaban a que hubiera una doble ceremonia. Los meses, la conversaciones y la tensión entre unos y otros, llevaron casi al traste con la boda, pero la intervención de Juan XXIII, que era conocido por su bondad, generosidad y comprensión, solucionó el asunto aceptando que hubiera dos ceremonias.

Reina SofiaMas de 150 miembros de las Casa Reales Europeas. No en vano, la pareja llevaba en sus venas Sangre Real de todas las estirpes y dinastías que ocupaban los tronos del viejo continente desde la Edad Media. Sofía, desciende las Casas Reales centroeuropeas, Rusa e Inglesa. Don Juan Carlos lo es de las Dinastías Borbón y Habsburgo, con entronque en la Británica.

Las calles de Atenas se engalanaron para la celebración, y entre las cientos de miles de personas, se pudieron ver a las cinco mil personas que desde España habían ido apoyar a la Familia Real Española. A pesar de los intentos del Régimen del General Franco, no pudieron evitar que aquella boda se convirtiera en una fiesta de exaltación Monárquica, aunque los periódicos de la época titularan “Boda de la hija del Rey Pablo de Grecia”, sin casi mención a la familia del novio.

Reina SofiaTras su llegada a España, llegaban los momentos más difíciles de todo. Darse a conocer en un país donde la dictadura militar del General Franco les ponía zancadillas por todos lados, sobre todo por los movimientos falangistas. Donde la izquierda los veía como una continuación del régimen que habían querido derribar, les boicoteaban todos los actos. Nadie confiaba en ellos. Pero mientras el Rey se movía en los entresijos de la política, la Reina tuvo que construir un hogar, rodeada de personal que daba corrida cuenta de lo que pasaba en aquel palacio a los servicios de información del régimen, y donde Doña Sofia sabia que no podía confiar en nadie, pues de nadie sabía nada.

Metida de lleno en la educación de sus hijos y en crear un ambiente familiar, la Reina Sofia ha sabido ganarse el respeto, cariño y comprensión de toda una sociedad, que durante muchos años ha vivido a espaldas de una realidad que la Reina ha tenido que llevar sobre sus hombres y que, con la dignidad y la responsabilidad de quien era, ha sabido llevar adelante.

Reina SofiaLa Reina siempre ha mostrado un especial interés por las iniciativas sociales que intentan paliar las situaciones individuales de las personas más desfavorecidas. Entre sus éxitos, la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, de la que ha sido Presidenta Honoraria hasta el pasado 29 de septiembre en que cedió el testigo a la Reina Letizia, y a la que ha apoyado y ayudado en todos esos años. Asociaciones que fomentan la concordia, la convivencia, la música, la ayuda a los jóvenes, a discapacitados, a personas mayores, enfermedades como el Alzheimer. Especial mención su ayuda para la concesión de microcréditos a mujeres rurales de aquellas poblaciones más desfavorecidas.

Doña Sofia es Académica de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Real Academia de la Historia. Ha recibido el Doctorado Honoris Causa por las universidades de El Rosario (Bogotá), Valladolid, Cambridge, Oxford, Georgetown, Évora, St. Mary’s University (Texas), Nueva York y Seisen (Tokio).

reina sofiaSon cientos los reconocimientos que la Reina ha recibido a lo largo de estos años, pero para ella el mayor de ellos es cuando su hijo se convirtió en Rey de España aquel 19 de junio de 2014, donde podíamos ver una madre orgullosa y una Reina que recibía el merecido homenaje de los Españoles, a través de sus representantes en el congreso de los diputados.

Reina Sofia

Ejemplo de Realeza, bondad y trabajo bien echo. Ella es, LA REINA SOFIA.

Anuncios

3 Comments

  1. Si hemos de tener siempre presente los españoles que hemos tenido mucha suerte con tener a Dª Sofia como reina y tambien de que ese fue el primer exito de D. Juan Carlos supongo que habra sido una vida como todas con sus luces y sus sombras pero que ahora esta recogiendo todos sus frutos incluyendo el del amor de su marido. FELICIDADES Dª Sofia REINA DE ESPAÑA.

    Me gusta

  2. Mirando desde Argentina (país no monarquico) observando desde el sur todas las intervenciones que ha tenido la Reina Madre en la vida de los españoles, especialmente en aquellos más necesitados; Felicito al pueblo español por reconocer que han sido bendecidos por Dios con Doña Sofía.

    Me gusta

  3. Pingback: ¿3 años de Rey? | Casa Real de España (No Oficial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s