Efemérides
Comment 1

Fernando III el Santo, Rey de Castilla

Fernando III de Castilla, llamado «el Santo», nació en Peleas de Arriba el 4 de agosto de 1199, falleciendo en Sevilla el 30 de mayo de 1252. Rey de Castilla entre 1217 y 1252 y de León entre 1230 y 1252. Hijo de la Reina de Castilla Berenguela y de Alfonso IX, Rey de León, Sus abuelos paternos eran Fernando II de León y la Reina Urraca de Portugal y los maternos Alfonso VIII de Castilla y Leonor de Plantagenet. Bajo su Corona, unificó de manera definitiva los Reinos de Castilla y León, que habían permanecido divididas desde la época de Alfonso VII «el Emperador», quien lo repartió entre sus hijos, los infantes Sancho y Fernando.

Su Reinado fue de reconquista en reconquista. El Reino de Jaén, de Córdoba, de Sevilla y Extremadura, obligando a retroceder a los reinos invasores musulmanes. Tras su muerte, los musulmanes solo mantenían en Andalucía el Reino de Niebla, Tejada y el Reino de Granada, este último feudatario castellano. El futuro Alfonso X, sería enviado por su padre Fernando III a la conquista del Reino de Murcia, haciendo capitular a los moros, dejando la región como un señorío castellano. Tras ellos, el Infante Alfonso reconquistó las plazas de Mula y Cartagena. Al iniciar Fernando su reinado en 1217, su reino apenas llegaba a los 150 000 kilómetros cuadrados. Al Heredar León en 1230 añade otros 100 000 kilómetros cuadrados y tras reconquistar los territorios invadidos por los musulmanes, logrará ampliarlo a 120 000 kilómetros cuadrados más.

Nació en un albergue fundado para atender a transeúntes y peregrinos que recorrían la Vía de la Plata, ya que sus padres se encontraban haciendo la ruta de Salamanca a Zamora. En 1204, el Papa Inocencio III declaró nulo el matrimonio de sus padres, alegando el parentesco de ambos. Sin posibilidad de recurso, la Reina Berenguela volvió a la corte de su padre, el Rey Alfonso VIII de Castilla con sus hijos, excepto Fernando, que permaneció en la Corte de León con su padre.

Alfonso VIII falleció en 1214, dejando a su hijo Enrique como Rey y Bereguela como regente del Reino. La Reina regente sufrió el ataque de parte de la nobleza, teniendo que refugiarse en el castillo de Autillo de Campos, en Palencia, propiedad de Gonzalo Rodríguez Girón, señor de Frechilla y mayordomo de la reina, ante el ataque de Álvaro Núñez de Lara. La plaza fue sitiada y Berenguela tuvo que pedior ayuda a su hijo, que se presentó con 1500 horas, haciendo huir a los sublevados.

El pequeño Rey Enrique fallece de forma repentina y los derechos a la Corona pasan directamente a Berenguela. Ante las posibles pretensiones de su antiguo esposo, el Rey de León, oculta el echo y pide que le traigan a Fernando con la excusa de protegerse del Señor de Lara. El Rey no quiso dejar a su hijo Fernando, pero este logró escapar y se reunió con su madre. Ella, en un acto solemne, le proclamó Rey de Castilla en 1217 en Autillo de Campos. La Coronación se llevaría a cabo en Valladolid el 2 o el 3 de Julio.

El Señor de Lara, que era alférez mayor de Castilla, cercó Valladolid con la ayuda de Alfonso IX de León. Fernando y su madre se retiraron a Burgos. Los saqueos se fueron produciendo en zonas próximas a Valladolid por tropas de Alfonxo IX, pero Fernando no quería combatir a su padre por lo que consiguió que se retirara a su Reinado con mensajes de amistad de Castilla durante su reinado. El 26 de agosto de 1218 firmaron el pacto de Toro, que pondrá fin a la situación creada.

En 1219, una delegación Castellana llegó a la Corte Alemana de Federico II, al Alsacia, para concertar el matrimonio de su cuarta hija, Beatriz de Suabia con el Rey Fernando. Como dote, la nueva Reina recibió las villas, castillos y sus derechos reales sobre Carrión de los Condes, Logroño, Belorado, Peñafiel, Castrogeriz, Pancorbo, Fuentepudia, Montealegre, Palenzuela, Astudillo, Villafranca Montes de Oca y Roa. Beatriz de Suabia emprendió camino a Burgos, donde el 30 de noviembre se celebró su matrimonio con el Rey Fernando.

Fernando III aprovechó al descomposición del Imperio Almohade para iniciar la reconquista de los territorios invadidos. La muerte de Yusuf II en 1224, Califa Almohade, aceleró los acontecimientos, haciendo que las diferentes dinastías locales se hicieran con el poder territorial, naciendo los terceros “Reinos de Taifas”. Los diferentes territorios se declararon independientes del poder Almohade. Murcia creó su propio Reino, Sevilla, Valencia y Niebla también se declararon Reinos independientes.

Fernando partió de Toledo con un contingente de grandes hombres de Castilla, con el Gran Maestre de la Orden de Santiago al que se unió después el de la Orden de Calatrava, dirigiéndose a Sierra Morena. Fernando comenzó su campaña en la ciudad de Quesada, que se rindió rápidamente. Siguió sus conquistas por el Reino de Jaén y el de Valencia, Zayd Abu Zayd, juró perpetuo vasallaje al Rey de Castilla en Cuenta.

Priego fue tomada tras la ofensiva de las tropas castellana, prosiguiendo hasta Lója, que también conquisto. Posteriormente tomo la ciudad de la Alhama, llegando hasta la misma vega de Granada, donde los habitantes ofrecieron a Fernando la liberación de 1300 esclavos cristianos para evitar las tropas Castellanas.

En el otro de 1225, Fernando exige a Al-Bayysasi la entrega de los castilla de Borjalima, Salvatierra y Capilla, para cumplir su pacto de las navas. Al-Bayyasi ofreció el alcázar de Baeza. Salvatierra y Borjalimal se rindieron pronto, y Capilla, tras un asedio, fue tomado a mediados de 1226. Tras la muerte de Al-Bayyasi tras la revuelta de los Cordobeses, Fernando III, en consecuencia del pacto de vasallaje que mantenían, tomó sus posesiones y Baeza, a pesar de la ayuda que pidió a Jaén, fue conquistada el día 1 de diciembre.

Tras la muerte de su padre Alfonso IX en 1230, se inicia un nuevo enfrentamiento. El Rey había dejado en testamento la corona a sus hijas Sancha y Dulce, hijas de su matrimonio con Teresa de Portugal, pero los partidarios de Fernando no aceptaron el mismo. Tras reunirse en Valencia de Alcántara, en Cáceres, las dos Reinas consortes, Berenguela de Castilla y Teresa de Portugal, de dirigen a Benavente para encontrarse con Fernando y los arzobispos de Santiago y Toledo, donde se firmó la concordia de Benavente el 11 de diciembre de 1230, donde se declara la inviabilidad del testamento de Alfonso IX y se entrega la Corona de León a Fernando a cambio de una compensación económica de 30.000 maravedías anuales a Doña Dulce y Doña Sancha, con la cesión de tierras que se reincorporarían a Castilla cuando estas murieran. Aunque mantuvieron Cortes, leyes e instituciones diferentes, Castilla y León se unieron dinásticamente bajo la Corona de Fernando.

Prosiguió sus reconquistas, tomando en 1231 la plaza de Cazorla. Organizó una nueva expedición contra el Al Andalus con el capitán Alvar Pérez de Castro y muchos de los nobles y caballeros de Castilla y León. Bordearon Córdoba, arrasando la campiña y asaltaron el castillo de Palma del Río. Ibn Hud Caudillo de la ciudad, fue con sus tropas a enfrentarse a las tropas de Fernando en un olivar cerca de Jerez. Finalmente, Ibn Hud se batió en retirada dejando Jerez abandonada.

En el año 1233, las huestes del obispo de Plasencia con las órdenes militares se apoderaban de Trujillo y del Castillo de Montiel. El mismo año Fernando incorporó las ciudades de Baza y Úbeda. En 1234 se apoderan de Medellín, Alange y Santa Cruz las ordenes militares y en 1235 de Magacela y Hornachos. En el año 1226 Fernando III conquista Chiclana de Segura.

En 1235, Córdoba firmó una tregua de un año con Fernando. El emir pago 430.000 maravedíes, pero la misma no impedía que los castellanos atacaran baluartes que ya no dependían del emir, por lo que tomó los castillos de Iznatoraf y San Esteban. En ese año murió Beatriz de Suabia y Fernando se traslada al norte. El Emir de Cordoba decide no pagar lo acordado y los cristianos, dirigidos por Domingo Muñoz, tomaron los arrabales de Córdoba, haciéndose fuertes. El Rey junto fuerzas en enero de 1236, marchando hacía Córdoba, a la que su Emir, Aben Hud, dió por perdida ya que se retiró a Almeria por el asedio que Jaime I estaba dando a Valencia. El 29 de Junio de 1236, cordoba Capitula y el Rey Fernando III toma posesión de ella recuperándola para la cristiandad.

Fernando vuelve a contraer matrimonio aconsejado por su madre. Para evitar problemas de parentesco entre los nobles, la recomendación fue Juana de Ponthieu. Desde Francia partió a Toledo, celebrándose el matrimonio en la catedral de Burgos en noviembre de 1237.

Las reconquistas de Fernando siguen su curso. Entre 1240 y 1243 incorpora a su Reino Chillón, Gahete, Pedroche, Santa Eufemia, Ovejo, Setefilla, Hornachuelos, Almodóvar, Luque, Lucena, Santaella, Montoro, Aguilar, Baena, Écija, Marchena, Morón, Osuna y Estepa.

Fernando III se traslado a Andalucía, dejando a su hijo primogénito Alfonso combatir en Murcia. Alfonso llego a Toledo en 1243, a donde le llegó una embajada del Rey de Murcia, donde aceptaba hacerse un señoría de Castilla. La razón principal es que Jaime I de Aragón había reconquistado Valencia y Játiva, y pretendía hacer con Murcia. Alfonso aceptó y firmó las Capitulaciones de Alcaráz, recorriendo posteriormente toda la región para instalarse en el Alcazar de. Alfonso firmó posteriormente con el Rey Jaime I de Aragón el tratado de Almizra para fijar los límites de la expansión aragonesa hacía el sur. En el acuerdo, llevó como prenda la concertación de su boda con Violante de Aragón, hija de Jaime I. En el año 1244, el Maestre de Santiago, Pelayo Pérez Correa y Rodríguez Girón, se unión al Infante Alfonso y reconquistan Mula, Lorca y Cartagena, preludio de los planes que Fernando tenía con Sevilla.

En el año 1245, con la compañía de su hermano menor Alfonso de Molina, Fernando III partió hacía Jaén. Con la ayuda de las Ordenes de Calatrava y de Santiago, tomándolo en febrero de ese año. Jaén pertenecía a la taifa de Arjona, cuyo Rey, Amed Ben Yúsuf ben Nasar, tuvo que trasladar su reino a Granada. Tras la entrega de Jaén, se reconoció el dominio del Rey Fernando a esas tierras, rindiendo Granada vasallaje y pagando la mitad de sus rentas, calculadas den 150.000 maravedíes anuales. De esa forma, se aseguraron la supervivencia del Reino de Granada dos siglos y medio más.

En 1246, tras la reconquista del alcázar de Alcalá de Guadaíra, próximo a Sevilla, recibió la noticia de la muerte de su madre. Se la enterró en el Monasterio de las Huelgas, en Burgos, en un sepulcro sencillo, pero su nieta, que era monja en ese monasterio, decidió en 1251 su traslado a un mausoleo en el coro, junto a los restos de sus padres Alfonso VIII y Leonor.

El Rey Fernando tenía el proyecto de reconquistar Sevilla. Encargó a Ramón de Bonifaz la construcción de una flota para tomar la ciudad. Desde Cantabría, donde consiguió 13 naves gruesas además de galeras y naves menores, partieron para atacar la flota musulmana. Esta era superior, por lo que Fernando III mandó tropas de refuerzo terrestres. Finalmente, en el río guadalquivir, la flota al mando de Bonifaz logró vencer a la musulmana, aislando Sevilla de refuerzos marítimos desde el norte de África. El 20 de agosto de 1247 comienza el asedio de la ciudad, pero se encontraron que el Emir de Niebla, Amen Amanfon, enviaba refuerzos y víveres desde San Juan de Aznalfarache, utilizando un puente de barcas.

Fernando III envió a Pelayo Pérez Correa a hostigar el castillo de San Juan, tomando la plaza, pero desde la comarca del Aljarafe se siguió enviando ayuda a través del puente, tomando el Rey Fernando la decisión de cortarlo. Ramón de Bonifaz remontó el río y consiguió llegar al puente. El 3 de mayo, tras dos embestidas logró quebrar las cadenas y romper el puente. El 23 de noviembre de 1248 el emir Axataf, se rindió ante Fernando III, entregándole las llaves de la ciudad. Tras la conquista de Sevilla en 1248 la zona de Jerez quedó en 1250 como un protectorado castellano en la frontera con el Reino de Granada, aunque esta plaza fue finalmente tomada por Alfonso X en 1261.

En 1249 reconquistó Nebrija y en 1250 el castillo de Fontanar y su aldea, hoy Bornos, y Arcos de la Frontera. Su hijo Felipe, en 1251, a la edad de 21 años, fue elegido como arzobispo de la recién restaurada sede de Sevilla, sin embargo no llegó a consagrarse y contrajo matrimonio con la princesa Cristina de Noruega. El infante Sancho, a sus 18 años, fue nombrado arzobispo de Toledo. El emir de Niebla y del Algarve, Ibn Mahfuz, cedió los derechos de soberanía del Algarve al Rey castellano a cambio de que le protegiera del Rey de Portugal, que estaba conquistando ese territorio. El monarca portugués aceptó el protectorado y firmó una paz de 40 años con el Rey Fernando.

Siguió la reconquista, añadiendo a la corona Medina Sidonia, Alcalá de los Gazules, Vejer, El Puerto de Santa María, Cádiz, Sanlúcar de Alpechín d , Rota y Trebujena.

Cuando falleció en 1252, preparaba una expedición contra el norte de África, tratando de evitar las posibles amenazas que pudieran proceder de esa zona.

En el momento de su muerte, mando llamar a todos sus hijos, y ante ellos pronunció sus últimas palabras:

Señor: me diste reino que no tenía, y honra y poder que no merecí; dísteme vida, ésta no durable, cuanto fue tu voluntad. Señor, gracias te doy y te devuelvo el reino que me diste con aquel provecho que yo pude alcanzar y ofrézcote mi alma.

Su cadáver recibió sepultura en la Catedral de Sevilla, tres días después de su defunción. El Rey Fernando III había dispuesto en su testamento que sus restos mortales recibiese sepultura al pie de la imagen de la Virgen de los Reyes, que se supone le fue regalada al monarca por su primo, el rey San Luis de Francia, y había ordenado además que su sepultura fuera sencilla, sin estatua yacente.

Su hijo Alfonso X ordenó realizar los mausoleos de sus padres, revistiéndolos de plata, y las efigies sedentes que les representaban, recubiertas de metales preciosos y piedras preciosas. Delante de la imagen de la Virgen de los Reyes, donada por Fernando III el Santo a la Catedral de Sevilla, fueron colocadas las efigies de Fernando III y de su primera esposa, la reina Beatriz de Suabia, que aparecían vestidos, sentados en sillones chapados de plata y bajo baldaquinos de plata dorada. La imagen de Fernando III se hallaba coronada por una corona de oro y piedras preciosas.

Fernando III creó el Consejo de los Doce Sabios hacía 1237, formado por personas de gran sabiduría que le ayudaban a ser un buen gobernante. También creo la figura de representante del poder real, ya que el, desde Andalucía, no podía hacerse cargo de de los asuntos en Galicia.

Fernando dedicó mucha atención y recursos a la Universidad de Salamanca para que se convirtiera en una de las mejores de Europa. Igualmente, le dio una gran importancia a la cultura, sobre todo la música y la y el buen hablar literario. Organizaba torneros y fiestas, amenizados por trovadores y juglares.

Para poder canonizarlo, además de encontrar un milagro, había que demostrar su santidad. Tras la su muerte, se genera una energía espiritual que comienza a atraer a muchos fieles sevillanos. El papa Sixto V, confirmó en 1590 que Fernando III poseía el halo de santidad y merecía en tratamiento de Santo. El Papa Urbano VIII mantiene muchas reservas para la Canonización, por lo que obligó a acreditar las pruebas, tras lo cual se pudo impulsar el procedimiento a partir de 1649.

A partir de 1652 la imagen de San Fernando ya estaba internacionalizada. En 1626 algunos testigos como Juan Villavicencio y Alarcón dieron fe de la enorme popularidad alcanzada por la imagen en Roma. También le era rendido culto en la Catedral de Mónaco, en su propio altar. Juan de la Fuente Almonte, Regidor Veinticuatro de Sevilla, manifestó que en el Virreinato de Perú se le llamaba «Santo Rey Don Fernando».

El 7 de febrero de 1671, fue canonizado por el Papa Clemente X.

Con Beatriz de Suabia tuvo diez hijos:

* Alfonso X de Castilla (1221-1284), rey de Castilla y de León, tras la muerte de su padre Fernando III. Contrajo matrimonio con Violante de Aragón.
* Fadrique de Castilla (122328 -1277). Fue ejecutado en 1277 por orden de su hermano, Alfonso X el Sabio y después sepultado en el desaparecido monasterio de la Santísima Trinidad de Burgos.
* Fernando de Castilla (1225-1248). Falleció durante la conquista de Sevilla en 1248.
* Leonor de Castilla (122529 -¿?), falleció en su juventud.
* Berenguela (1228-1279), monja en el Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas en Burgos en el que fue sepultada.
* Enrique de Castilla el Senador (1230-1303). Después de su estancia en Túnez, fue nombrado senador de Roma por el papa Clemente IV.
* Felipe de Castilla (1231-1274), arzobispo de Sevilla, fue sepultado en la Iglesia de Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga.
* Sancho de Castilla (1233-1261), arzobispo de Toledo y Sevilla.
* Manuel de Castilla (1234-1283), señor de Villena, Escalona, Peñafiel, Elche, Santa Olalla, Agreda, Roa, Cuéllar, Chinchilla, Aspe y Beas.
* María (1235-1235), sepultada en la Colegiata de San Isidoro de León.

Tras quedar viudo de su primera esposa, Beatriz de Suabia, el rey Fernando contrajo matrimonio en la ciudad de Burgos en 1237 con Juana de Ponthieu de quien tuvo los siguientes hijos:

* Fernando de Castilla (1238-¿?), conde de Aumale y barón de Montgomery, falleció en Francia.
* Leonor de Castilla (1240-1290) quien contrajo matrimonio con Eduardo I de Inglaterra y fue la madre de Eduardo II de Inglaterra.
* Luis de Castilla, señor de Marchena y Zuheros, contrajo matrimonio con Juana Gómez de Manzanedo.
* Simón de Castilla (1244-¿?). Falleció en su juventud y se supone que fue sepultado en el Monasterio de lo dominicos de Toledo.
* Juan (1245-1245) . Murió recién nacido y fue sepultado en la Catedral de Córdoba.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Fernando III el Santo, Rey de Castilla por @MonarquiaEspana - Protocol Bloggers Point

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s