Efemérides
Dejar un comentario

Ana de Habsburgo, Infanta de España y Reina consorte de Francia

Ana María Mauricia de Austria y Austria-Estiria nació en Valladolid el 22 de septiembre de 1601, falleciendo en París el 20 de enero de 1666. Fue infanta de España, hija de los Reyes Felipe III de España y Margarita de Austria-Estiria, y Reina consorte de Francia y de Navarra por su matrimonio con Luis XIII.

En cumplimiento del acuerdo matrimonial firmado en 1611, se casó el 18 de octubre de 1615 en Burdeos con Luis XIII de Francia (1601–1643), hijo de Enrique IV (1553–1610) y III de Navarra, y de María de Médicis (1575–1642). En el enlace, celebrado en España, no estuvo presente Luis XIII, que fue representado, en Burgos, por el Duque de Uceda. Ese mismo día, Isabel de Borbón, hermana de Luis XIII, se casaba en Burdeos con el infante Felipe, hermano de Ana, futuro Felipe IV de España. Ambas princesas fueron rápidamente «intercambiadas» (la una hacia Francia y la otra hacia España) en la isla de los Faisanes, situada en el río Bidasoa, cerca de Hendaya. El matrimonio de Ana de Austria y Luis XIII se celebró en Burdeos el 21 de noviembre de 1615.

Se le atribuyó una aventura amorosa con George Villiers, I duque de Buckingham, sin que pudiera probarse nada pese a las continuas visitas que éste realizaba a París para entrevistarse con la reina. Estos galanteos propiciaron la separación del matrimonio. Ana se retiró a su castillo de Val-de-Grâce, en el que permaneció varios años, hasta que terminó por reconciliarse con Luis XIII, y regresó a París.

Al morir su esposo (1643), fue nombrada regente de Francia (1643–1651) y consiguió que el Parlamento de París aboliera el testamento de Luis XIII, que limitaba sus prerrogativas. Nombró al cardenal Giulio Mazarino, ya presente en el Consejo de regencia, como presidente del consejo real.

Al llegar Luis XIV de Francia a la mayoría de edad (13 años) en 1651, ascendió al trono, y las actividades políticas de Ana de Austria fueron considerablemente reducidas, aunque su preponderancia continuó dejándose sentir mientras vivió Mazarino. A la muerte de éste (1661), Luis XIV asumió todo el poder y la reina se retiró, de nuevo, a Val-de-Grâce, donde permaneció hasta su fallecimiento.

Fue acusada de traición, acusación basada en la correspondencia secreta que mantenía con su hermano Felipe, por lo que fue inculpada de intrigar contra su mayor enemigo el cardenal Richelieu; asimismo se le atribuyó el haber participado en la conspiración de Chalais y de Cinq-Mars, imputaciones que, parece ser, carecían de verosimilitud.

Murió el 20 de enero de 1666 en París a causa de un grave cáncer de mama -uno de los primeros que se conocen en la Historia- pocos meses después de su hermano Felipe IV de España. Fue así la última superviviente de los hijos de Felipe III de España y Margarita de Austria-Estiria. Su considerable patrimonio fue heredado por su nieta, la futura reina consorte de España María Luisa de Orleáns.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s