Noticias
Comment 1

Carta abierta a los diputados y senadores españoles

El día 17 de noviembre ya ha entrado en los libros de historia. Ese día sus señorías los miembros del Congreso de los Diputados y del Senado, las dos cámaras legislativas del Estado; acompañados por los miembros del Gobierno; varios Presidentes autonómicos y demás autoridades del Reino de España; abrieron de forma solemne y oficial la décimo segunda legislatura de lo que llevamos de Democracia tras la Transición desde el Régimen Franquista.

El acto estuvo presidido por el Jefe del Estado, Su Majestad el Rey Felipe VI, junto a la Reina Letizia, la Princesa de Asturias Doña Leonor y la Infanta Doña Sofía. Don Felipe pudo dedicar unas palabras a sus señorías y a todos los presentes.

Me van a permitir la osadía de que sea yo también el que me dirija a todos ustedes, desde los miembros del Gobierno hasta el grupo parlamentario con menor representación.

Tal y como subrayó SM el Rey en su discurso ante las Cortes la crisis en la que se había entrado desde el 20 de diciembre del año pasado se ha resuelto mediante diálogo, responsabilidad y generosidad. Habría sido toda una equivocación permitir unas terceras elecciones por todo el impacto a nivel nacional e internacional que hubieran supuesto.

No voy a defender ahora al Partido Popular sobre su actuación en la persecución de la corrupción. Todos los miembros de la oposición exigían medidas que ni ellos mismos cumplen en sus propias organizaciones partidistas. Me van a permitir que use una frase religiosa para expresarme: “el que esté libre de pecado (en este caso de corrupción) que tire la primera piedra”. Sólo cuando la casa de uno está limpia se puede criticar y exigir que las demás estén limpias. Creo que muy pocos partidos hoy en día en España pueden exigir gran cosa en materia de corrupción.

Va siendo hora señorías de aunar fuerzas en pro de España, de todo el territorio español. ¿Se imaginan cómo quedaría una mesa bien servida, bien arreglada, con sus cubiertos bien dispuestos y con toda la comida repartida; si cada comensal cogieses su trozo de mantel y tirara con todas sus fuerzas hacia sí mismo?. Yo les explico. Durante un periodo de tiempo breve la mesa, si es que hay equilibrio de fuerzas, permanecería equilibrado, pero pronto empezarían a tambalearse todos los elementos de la mesa. No haría falta mucho esfuerzo más para que todo quedase hecho un desastre y Todo, absolutamente Todo, se echase a perder.

Si este símil de fuerzas se traslada al escenario político/parlamentario podríamos advertir muchos elementos en común. Si durante toda la legislatura cada uno de los grupos sólo se preocupa de sus propios intereses partidistas y de sus patrocinadores exteriores España no durará ni dos primaveras. Entendimiento en democracia, fueron los términos usados por el Jefe del Estado para definir el remedio a la situación antes descrita.

El Rey hizo una especial mención al espíritu de la Transición como espejo al que mirarse por todos los componentes del Estado. Fueron un grupo numeroso de gente que aparcó por unos instantes sus ideologías y sus tabúes para ayudar a España a trasladarse hacia un sistema democrático con todas las garantías en derechos y libertades propias de dicho sistema.

Quiero pensar que sus señorías también estarán dispuestos a aparcar sus reticencias políticas sobre los demás grupos que comparten su mismo lugar en la institución legislativa para encontrar las soluciones más eficaces y más beneficiosas para solucionar la crisis española. Digo crisis española porque no creo necesario desentrañar todas las crisis que llevamos sufriendo en nuestro país, social, política, económica, institucional.

Los ciudadanos españoles esperamos de nuestros representantes unos legisladores responsables, valientes y con gran sentido de Estado. Es la hora señorías de ser valientes, responsables y sacar a España adelante. Sólo si nos unimos en este empeño nuestro país al completo saldrá adelante. Recuerden la mesa y la comida.

Con la colaboración de SM el Rey y de todas las autoridades estatales podrán llevar a cabo el mandato que el pueblo español les ha encomendado. Desde este escrito les expreso mi más sincera enhorabuena por el gran paso que han dado al ponerse al frente de la función ejecutiva y legislativa. También les transmito mi más absoluto ímpetu y fuerza en esta difícil pero gratificante labor.

No duden que si todo lo que lleven a cabo lo hacen por el bien de todos los españoles será la mayor satisfacción que se pueden llevar a casa una vez terminada su actividad política. No hay nada más tranquilizante que el trabajo bien hecho.

Señorías, todo por España y por los Españoles.

Fdo. Pablo Pérez López.
Estudiante de Ciencia Política y colaborador del blog.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Carta abierta a los diputados y senadores españoles | Casa Real de España - Protocol Bloggers Point

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s