Noticias
Comments 4

La ejemplaridad del Rey que avergüenza a los políticos

Es sorprendente como aquellos que pasan de puntillas por corrupciones a mansalva, por alianzas con países dictatoriales, pidan cuentas a La Corona. Eso no significa que las actuaciones de SM el Rey Juan Carlos no sean “condenables” socialmente, pero de ahí a iniciar una caza y captura de La Corona como primera institución del Estado, pone en entredicho la catadura moral de todos esos políticos que han dejado de lado las corrupciones de otros, que no han condenado socialmente las suyas propias y que, los más mezquinos, apoyan dictaduras que hoy en día siguen asesinando a millones de personas y que pertenecen al comunismo, la ideología más asesina de la historía.

Aquellos que hoy más gritan, son los que han estado años apoyando regímenes dictatoriales y asesinos, aquellos que se felicitaban por cada cumpleaños del criminal homófobo Che Guevara, aquellos que aun hoy recuerdan el día que el asesino Fidel Castro murió, aquellos que se entristecían por la caída del Muro de Berlín que devolvía la libertar a millones de alemanes que vivían bajo el yugo criminal del comunismo, en el que militan todos ellos. Esos del “Chavez vive”; esos del “Iran quiere desestabilizar Europa y nosotros lo aprovechamos”; esos del “La azotaría hasta hacerla sangrar”; esos que durante meses, nos han estado diciendo que el Coronavirus era una simple gripe más fuerte, y que las medidas que se estaban pidiendo era extremistas y radicales; esos que decían iban a seguir viviendo en sus barrios y ahora tienen escoltas y viven en mansiones; esos que no pagan a la seguridad social; esos que no podían decir el nombre “España”; esos que decían, que los etarras habían comprendido que el “papelito” de la constitución española no era democrático; esos, que defienden antes a los nazionalistas vacos y catalanes que la democracia española;…. esos, la extrema izquierda violenta que rodeaba el Congreso de los Diputados e insultaba y apedreaba a representantes públicos que no eran ideológicamente suyos. Todos esos, no dan ni una sola lección a La Corona y los demócratas españoles.

Es ciertamente hipócrita escuchar a la extrema izquierda cargar contra la Jefatura del Estado, cuando ellos son violentos, han inoculado el odio en la sociedad, trabajando día a día por cercenar nuestra democracia y son cómplices, por sus ideas, de los crímenes que su ideología ha dejado por el mundo entero.

Personajes siniestros que solo buscan acabar con la libertad de los españoles, no tienen la moral suficiente para atacar a la institución que nos devolvió la democracia y ha sido fiel valedora de la constitución en los momentos más peligrosos y difíciles de nuestra historia.

No hay institución, ni partido político, que tenga la moral suficiente para atacar a La Corona y reprocharle cualquier actitud, porque hemos soportado durante años a partidos de izquierda y derecha comportarse como verdaderos caníbales del dinero publico, que no han exigido de forma categórica el ostracismo social a quienes han cometido delitos de corrupción y han ensuciado las instituciones. No han hecho absolutamente nada y han pasado página, mientras que el Rey Felipe VI ha cortado con comportamientos que, sin tener porqué ser delictivos, sí son ajenos a la correcta función y dignidad de la Casa Real.

Don Felipe ha tomado una decisión difícil y contundente, que ninguna otra institución o partido habría tomado jamás, y que demuestra el compromiso de La Corona con España. Ningún partido político ha pedido la abolición de sus organizaciones cuando les ha pillado robando, ni han puesto en entredicho, exceptuando la extrema izquierda con otros objetivos espurios, la abolición de la democracia por los casos de corrupción. Y no sería justo hacerlo, porque las instituciones prevalecen a las personas.

La Corona, ha demostrado ser fiel a la democracia y a los españoles, trabajando día a día por su bienestar social y por el engrandecimiento de la patria, común e indivisible de todos los españoles. Y lo hace, porque el espíritu de servicio a la Nación española, es el máximo exponente de su función y estará siempre pendiente de velar por la libertad y la democracia.

Por ello, porque nos jugamos la democracia española, apoyar al Rey y a La Corona es lo que debemos hacer para defender nuestro estado de bienestar, la democracia que tanto nos ha costado conseguir, nuestra sanidad publica, educación, servicios sociales y libertad.

4 Comments

  1. Jesús Juan Bosco Muñoz Almodóvar says

    Día a día nos está dando una lección a los Españoles sobre Democracia activa, deberían los políticos tratar de ponerse a su altura, aunque es muy difícil que lo hagan por las ideologías y los intereses de las altas esferas. Están a tiempo de salvar la Democracia para nuestros hijos y nietos.

    Me gusta

  2. vicente ibañez vazquez says

    Este país de parásitos políticos habrá que rey tome medidas y los pongan en su sitio y poner a los jueces fuera de los alcances de los políticos.

    Me gusta

  3. Mª Rosa Martinez Tapia says

    El Rey tiene que ser cauteloso, pero creo que tomará las mejores medidas para España y para la democracia. Estamos en un momento muy difícil

    Me gusta

Responder a Mª Rosa Martinez Tapia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .