Efemérides
Comment 1

Alfonso de Borbón y Battemberg, Principe de Asturias

Alfonso de Borbón y Battenberg, nació en el Palacio Real de Madrid el 10 de mayo de 1907, falleciendo en Miami el 6 de septiembre de 1938. Fue príncipe de Asturias y heredero del trono de España desde su nacimiento hasta la imposición de la II República en 1931. Seguiría siendo príncipe titular hasta que renunció a sus derechos dinásticos en 1933.

El príncipe, bautizado como Alfonso Pío Cristino Eduardo Francisco Guillermo Carlos Enrique Eugenio Fernando Antonio Venancio, nació a las 12:30 p.m. en el Palacio Real de Madrid. Por real decreto, siguiendo la tradición impuesta a los príncipes de Asturias, su padre ordenó que su nacimiento fuese anunciado con el izamiento de la bandera de España en el Palacio Real y veintiún disparos de salva de cañón.

El 12 de mayo de 1907, el príncipe de Asturias fue inscrito por el marqués de Figueroa, ministro de Justicia y Gracia, en el Registro Civil de la Familia Real con los nombres Alfonso Pío Cristino Eduardo Francisco Guillermo Carlos Enrique Eugenio Fernando Antonio Venancio. El 18 de mayo, seis días después, fue bautizado con agua del río Jordán por el cardenal Sancha, arzobispo de Toledo, en la histórica pila de Santo Domingo de Guzmán en la Capilla Real del Palacio Real, siendo sus padrinos su abuela la reina María Cristina de Habsburgo-Lorena y el papa Pío X, representado por el cardenal Rinaldini. Inmediatamente después su padre le impuso los collares de la órdenes del Toisón de Oro y Carlos III y la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica.

Como hijo primogénito de los reyes Alfonso XIII (1886-1941) y Victoria Eugenia (1887-1969), fue príncipe de Asturias (heredero de la Corona española) desde su nacimiento.

El príncipe Alfonso tuvo una salud muy frágil durante toda su vida y sufrió hemofilia, enfermedad que afectó a algunos descendientes de la reina Victoria del Reino Unido. Tuvo una formación insuficiente y dificultades para desarrollar las funciones públicas como heredero de la Corona a causa de las crisis generadas por su enfermedad.

Al día siguiente de la imposición de la II República, el 15 de abril de 1931, partió, junto con su familia, hacia el exilio. Debido a una de las crisis que le aquejaron, tuvo que ser ayudado al abandonar el Palacio Real de Madrid porque no podía andar. Junto a su madre y casi todos sus hermanos viajó en tren hasta Francia.

Alfonso se enamoró de una mujer de nacionalidad cubana de origen español, Edelmira Sampedro y Robato (1906-1994), mientras estaba convaleciendo y en tratamiento en una clínica suiza. Como ella no pertenecía a ninguna familia real, requisito que debía cumplirse según la Pragmática Sanción de Carlos III, que regulaba los matrimonios de la Familia Real para no perder los derechos de sucesión al trono, su familia le retiró su apoyo y medios. Por ello, y a petición de su padre, el príncipe Alfonso renunció a sus derechos sucesorios por escrito en Lausana el 11 de junio de 1933, y desde entonces utilizó el título de conde de Covadonga. Se casó con Edelmira en la Iglesia del Sagrado Corazón de Ouchy, junto a Lausana, el 21 de junio de 1933. Edelmira era hija de Pablo Sampedro y Ocejo (natural de Matienzo, Cantabria), propietario de una plantación de caña de azúcar, y de Edelmira Robato y Turro, de origen asturiano. No tuvieron descendencia. Alfonso y Edelmira terminaron divorciándose en La Habana el 8 de mayo de 1937.

Alfonso de Borbón y Battenberg volvió a contraer matrimonio, civilmente, en la Embajada de España de La Habana el 3 de julio de 1937, con Marta Esther Rocafort y Altuzarra (1913-1993), también de nacionalidad cubana. Marta Esther era hija de Blas Manuel Rocafort y González, odontólogo, y de Rogelia Altuzarra y Carbonell. Alfonso y su segunda mujer se divorciaron en la ciudad de La Habana el 8 de enero de 1938. Tampoco tuvo hijos de su segundo matrimonio.

Alfonso pasaría más de la mitad de los treinta y un años de su corta vida en cama, internado en hospitales, con operaciones y dolores terribles. Era incapaz de tener descendencia, pues tras una operación urológica quedó impotente, unos años antes de casarse con Edelmira Sampedro.1​

En 1938, sufrió un accidente de automóvil en Miami, al salirse de la calzada el vehículo que conducía y chocar con una cabina telefónica. En apariencia, el suceso no tuvo mucha importancia, pero el golpe le causó una hemorragia interna que no pudo cortarse por la hemofilia que padecía, falleciendo en el hospital Gerland de Miami.

El 25 de abril de 1985, y por orden del rey Juan Carlos I de España, sus restos fueron trasladados al monasterio de El Escorial. A la despedida de los restos en Miami acudió la que fuera su primera esposa, Edelmira Sampedro.

Anuncios

1 comentario

  1. Pingback: Alfonso de Borbón y Battemberg, Principe de Asturias - Casa Real de España (no oficial) - Protocol Bloggers Point

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s