Noticias
Deja un comentario

La Carta DE UN GRAN REY

Quiénes crecimos bajo el amparo de la constitución de 1978, los que disfrutamos nuestra niñez en los años 90 y abrimos los ojos al mundo que nos rodeaba en plena adolescencia, con una España que resplandecía en aquel año 1992, hemos recibido la Carta del Rey Juan Carlos con cierto pesar y tristeza, por la despedida de un GRAN HOMBRE, UN GRAN REY, que pese a los continuas ataques que ha recibido, desprecios continuos de quienes antes le aplaudían y vitoreaban, sigue siendo quién capitaneó la democracia en el Reino de España, la primera democracia, que a nadie se le olvide, que los españoles nos dimos en 1978 por referéndum. Y no fue fácil tarea, porque España salía de una dictadura de 40 años, una guerra civil cruenta por ambos bandos y una republica que no fue democrática, ni en sus comienzos. Los españoles, de la mano de SM el Rey Juan Carlos, y con una gran ilusión, supimos superar las heridas que nos dejó el pasado y construimos una Nación que ha vivido sus mejores momentos de la historia, hasta que hace unos años la izquierda, esa misma que artificialmente a alimentado unas investigaciones que ni tan siquiera han llegado a un juzgado, hizo volar por los aires la convivencia de los españoles y nuestro trabajo en común.

La Carta de SM el Rey Don Juan Carlos, no solo va dirigida a su hijo el Rey Felipe VI, sino a todos los españoles. Cargada de lealtad, compromiso y sacrificio hasta los últimos momentos de su vida, con una pena que su corazón arrastrará siempre, ha decidido mantener su residencia fuera España, a la que tanto ama y por la que tanto ha hecho a lo largo de sus años como Príncipe de España y posteriormente como uno de los mejores Reyes que ha tenido España.

Don Juan Carlos ha querido reivindicar su legado histórico, que nadie le podrá quitar por mucho empeño que la izquierda quiera poner en ello, porque la historia es la que es y Don Juan Carlos será siempre el «Patrón» de la nave de la democracia.

No es el retiro definitivo que Don Juan Carlos soñó y merece, no es lo que deberían ser los últimos años del Rey de la democracia, pero bien sabe Don Juan Carlos que los sacrificios que hace son por y para España.

Los que nacimos en democracia, vivimos en ella, crecimos y la disfrutamos y vemos ahora con cierta desazón como desde el propio gobierno se intenta destruir la libertad, la justicia y una sociedad unida y solidaria, solo esperamos que Don Juan Carlos, cuando pase el tiempo, pueda vivir permanentemente en España, pueda disfrutar de sus pasiones: la vela, los toros, sus amigos y todos sus nietos, que pese a quién les gusta emponzoñar, le quieren, le admirar y le respetan, como toda su familia y como cualquier español con un mínimo de decencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.