Noticias
Dejar un comentario

El Rey de la España generosa y firme.

Tras la resaca de las navidades, bien merece hacer una reflexión más sosegada del mensaje que SM el Rey quiso enviar a los Españoles. No era un mensaje de Navidad al uso, donde el Rey hace balance de un año más, ya que 2017 no lo ha sido. Realmente, los últimos dos años no han sido fáciles para el Reino de España, tal y como Don Felipe ha recordado, pero este ha estado marcado por el Golpe de Estado de los nacionalistas catalanes y las posteriores elecciones autonómicas del 21D donde las fuerzas constitucionalistas han ganado en votos y en la que ha quedado claro que el nacionalismo egoísta, arcaico, insolidario y enjuto de civismo democrático, ha logrado partir la sociedad catalana y ponerla una frente a la otra. Una sociedad que mira a la constitución, la democracia y la libertad que representa frente a quienes pretenden, con mentiras y manipulaciones, dar la espalda a las leyes y legalidad que impera en el Reino de España.

El Rey volvió a ponerse delante de los españoles que se rigen por las leyes democráticas de nuestra constitución de 1978, y que han despertado de un letargo, que el día 3 de octubre ante las palabras de SM el Rey desapareció. Don Felipe lo recordó en sus primeras palabras “también ha sido un año en el que hemos comprobado el compromiso muy sentido, firme y sincero de los españoles con la España democrática que juntos hemos construido”.

Los enemigos de la libertad y la democracia en España, pretenden menospreciar el trabajo de generaciones de españoles a favor de nuestra convivencia, con el objetivo de hurtarnos el camino que elegimos todos de vivir en paz, en un país moderno y desarrollado, con un alto nivel de bienestar social y que es uno de los más avanzados del mundo en muchos aspectos. Y ese menosprecio de los partidos nacionalistas y comunistas con Podemos en cabeza, lo llevan a cabo por su odio irrefrenable a la democracia.

SM el Rey recordó la transformación que hemos llevado a cabo en los últimos 40 años, gracias a la labor ingente de millones de españoles y a nuestra primera constitución democrática, la del 78. Un avance que ha consolidado nuestra democracia en el mundo, superando dos intentos de involución de nuestras libertades y derechos, luchando frente a un terrorismo criminal que aun campa hoy a sus anchas y bajo la protección de partidos políticos aliados a los Comunistas de Podemos.

España es una gran nación que merece un gran respeto por parte de esos “personajes” que pretenden acabar con nuestra democracia. El Rey Felipe VI recordó que este gran camino lo hemos hecho posible “gracias a una España abierta y solidaria, no encerrada en sí misma; una España que reconoce y respeta nuestras diferencias, nuestra pluralidad y nuestra diversidad, con un espíritu integrador; una España inspirada en una irrenunciable voluntad de concordia”.

Don Felipe llamo a respetar y preservar los principios y valores de nuestro estado social y democrático de Derecho, para garantizar una convivencia que asegure “la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político. Porque cuando estos principios básicos se quiebran, la convivencia primero se deteriora y luego se hace inviable”.

En Referencia a las elecciones autonómicas en Cataluña, el Rey exigió a los representantes del nuevo Parlamento Regional que se pongan a trabajar para afrontar los problemas que afectan a todos los catalanes, respetando la pluralidad y pensando en el bien común de todos con responsabilidad, algo que hasta ahora los nacionalistas y los miembros de los gobierno de la Generalidad no han hecho, teniendo los servicios sociales, sanitarios, educación y protección de los ciudadanos de lado.

El camino no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o a la exclusión, que –como sabemos ya– solo generan discordia, incertidumbre, desánimo y empobrecimiento moral, cívico y –por supuesto– económico de toda una sociedad. Dijo SM el Rey.

Don Felipe quiso igualmente recordar que la economía y el empleo estable tiene que ser un objetivo esencial y prioritario, para poder afrontar la obligación y responsabilidad de afrontar la desigualdad y las diferencias sociales.

El terrorismo islamista, que este año golpeó España, también estuvo presente en su mensaje. No debemos olvidarnos que su único objetivo es acaba con nuestras sociedades democráticas basadas en los derechos de todos los ciudadanos a vivir libremente y que si no ponemos coto a sus actos violentos y no tan violentos, corremos el riesgo de entregar nuestras libertad a unos criminales.

Pidió el Rey para acabar, que el orgullo por lo que somos y lo que hemos conseguido a base de esfuerzo sea nuestra guía. España siempre ha sido generosa, una unidad viviente que ha conseguido grandes empresas trabajando juntos, unidos y por un objetivo común. España es una gran nación que jamás dejará que nadie le quite su sitio del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s